Calle 124 No. 7 bis A -89 | 317 4445228 | informacion@cumeltda.com

¿Es verdad que los únicos que deben entender de programación son los que estudian temas relacionados con tecnología y/o sistemas?

Es interesante y afortunado tener hoy herramientas que amplíen el panorama sobre este tema y más aún en estos días en que la tecnología, la información y la comunicación representan el conjunto de herramientas que acortan distancias, brindan la oportunidad de avanzar y proyectan el futuro de muchas personas y organizaciones. Este es el reto que inicio con el año 2020 y nos invita a reflexionar sobre ¿qué es lo realmente importante y valioso para transformar nuestras vidas?, antes de buscar que nuestro entorno cambie, haciéndolo responsable de aquello que nos corresponde. Esta corta introducción, es una expresión de agradecimiento por lo vivido y las diferentes decisiones que he tomado en mi vida, algunas más conscientes que otras, desde luego, como creo puede haber sido el caso de muchos de los que siguen esta lectura.

A mis 16 años y con la fortuna de contar con unos padres preocupados en brindarme lo mejor, me encontré frente a un primer escenario de decisiones de vida. A esta edad que te pidan elegir una profesión para realizar la inscripción en la universidad y que inicies tu formación para ser profesional, tener un título y vivir de tu profesión el resto de tu vida como lo dicta la sociedad, podría resultar una escena de drama y escalofrío o una de simplicidad y osadía; cada uno puede clasificar mi historia al terminar este relato.  Frente al escenario planteado y con la madurez que contaba a esta edad, tomé una decisión “Salomónica” para decidir mi futuro: por un lado, algo me decía que quería formarme como Ingeniería de Sistemas y por el otro que quería formarme como Sicóloga. Ante la claridad y afinidad entres estos dos gustos, decidí buscar un formulario para estudiar Sicología en la Universidad Nacional y otro para estudiar Ingeniería de Sistemas en la Escuela Colombiana de Ingeniería; presenté formularios y los correspondientes exámenes en las dos universidades y lancé la moneda a la espera de que el universo, destino o como lo quieran llamar, me permitiera pasar en alguna, NO en las dos para simplificar mi dilema. ¿Quieren saber cuál es mi formación profesional? ¿Quieren conocer cuál es mi vocación y qué me apasiona? ¿Qué me hace feliz?

Colorín evaluado en la facultad de Ingeniería de Sistemas había ingresado y como lo programé para hacer mi decisión simple, en la facultad de Sicología mi examen no fue aprobado. Me formé como Ingeniera de Sistemas y aprendí conceptos extraordinarios que me ayudaron a entender ¿Qué es un programa? ¿Qué es un procesador de datos? ¿Qué es un lenguaje de programación? y ¿De qué dependen los resultados de un programa? conocimientos interesantes que, por demás y sin imaginar, me llevarían a explorarlos con otra óptica más allá de la vinculada a la tecnología. Después de quince (15) años adquirí experiencia en buenas prácticas para seguimiento de procesos, metodologías de proyectos y otras herramientas que me permitían planear, ejecutar, verificar y actuar de manera que mi conocimiento aplicado, entregara resultados de valor desde la ingeniería del software con aplicaciones que no son otra cosa que “programas” que cumplen un objetivo y resuelven necesidades de personas y/o organizaciones. Hoy nos resulta más claro este concepto si lo relacionamos con las “Apps”.  

En 2014 con quince años de enriquecedoras experiencias profesionales y personales con grandes aprendizajes sobre el éxito y el desapego capturados desde momentos que estuvieron acompañados de diversas emociones que pusieron al descubierto una nueva necesidad en mí: ¿Cómo puedo programar mi mente para contar con las “Apps” que necesito en mi proyecto llamado vida? es en esta búsqueda de herramientas de valor para mí proyecto, que me encuentro con la Programación Neurolingüística (PNL) como herramienta de arquitectura mental con la que puedo diseñar, programar, verificar y obtener extraordinarios resultados con poderosas “Apps” para mi mente. Desde esta experiencia comparto algunos conceptos que me ayudaron a encontrar una interesante similitud con la ingeniería del software desde la que hoy, reconozco la poderosa herramienta que es la PNL.

El programa: Es el guion escrito (-código fuente-) para llevar la historia a la pantalla. Si se desea un guion exitoso se debe contar con un escritor experimentado, debe ser alguien que conozca las variables requeridas en cada escena y las defina en la sintaxis correcta del lenguaje elegido para ser correctamente interpretadas por el procesador. El resultado esperado como desenlace de la historia depende del objetivo trazado, la técnica y el proceso ejecutado con calidad y responsabilidad; estos tres (3) elementos definen a un buen escritor/programador.

El cerebro: Es el personaje que interpreta al computador y, es el protagonista de la historia porque tiene la capacidad de procesamiento de datos o información y cuenta con una historia familiar llamada sistema operativo de creencias que, mientras crece tiene la capacidad de incorporar otros programas, algunos mejores que otros y, desde luego, en esta incorporación de nuevos programas o “Apps” se expone a contraer algún virus si decide instalar programas piratas.

El lenguaje: Es uno de los personajes principales porque es interpretado por el cerebro a partir del código fuente (palabras, expresiones, tonos) si al ejecutar el programa, el cerebro no logra procesarlo o genera errores no podrá entregar resultados o peor aún, llegar a convertirse en un programa que genera resultados no deseados o sin valor para proyectar en la pantalla de tu vida.

¿Aún crees que solo los formados en ciencias de la tecnología e informática necesitan aprender herramientas de programación?

Te invito a conocer nuevas herramientas que transformen tu vida como la Programación Neurolingüística (PNL) que te permite verificar que el potencial humano no tiene límites y que puedes crecer, servir a otros y/o encontrar tu verdadera pasión cuando abres tu mente y le permites que libere todo su potencial.

Mirta Alejandra Nieto Abello.
Licensed Master of NLP™
Cali, Colombia

Please follow and like us:
0
fb-share-icon2700
150
Pin Share20
agosto 27, 2020

0 responses on "¿Es verdad que los únicos que deben entender de programación son los que estudian temas relacionados con tecnología y/o sistemas?"

Leave a Message

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Todos los derechos reservados © Cume 2020

Facebook3k
Instagram15k
Twitter150
YouTube20
LinkedIn
Ir a la barra de herramientas